Sep 05

Ilustraciones del libro “Mundo Circular… Había una vez un circo”

“Mundo Circular… Había una vez un circo” De Marié Rojas Tamayo

 

Imagen de portada de “Mundo Circular… Había una vez un circo” Ilustración por: Ray Respall Rojas Técnica: Ink on paper

 

 

“El ángel” de “Mundo Circular… Había una vez un circo” Ilustración por: Ray Respall Rojas Técnica: Ink on paper

 

 

“La Bruja” de “Mundo Circular… Había una vez un circo” Ilustración por: Ray Respall Rojas Técnica: Ink on paper

 

 

“La Advenediza” de “Mundo Circular… Había una vez un circo” Ilustración por: Ray Respall Rojas Técnica: Ink on paper

 

 

“El Dueño” de “Mundo Circular… Había una vez un circo” Ilustración por: Ray Respall Rojas Técnica: Ink on paper

 

 

“Última Función” de “Mundo Circular… Había una vez un circo” Ilustración por: Ray Respall Rojas Técnica: Ink on paper

 

Mundo Circular… Había una vez un circo

 Marié Rojas Tamayo

 

Había una vez… así dan comienzo las historias que acunaron a nuestros antepasados, que nos ayudaron a creer en algo más allá de lo que ven los ojos durante esa época feliz en que todo es posible, la infancia, y… ¿por qué no hablar de un circo?

Se levanta el telón, brillan las luces de la carpa y el lector disfrutará de quince historias que se entrelazan y concluyen en un final sorprendente. Conocerán a los personajes de un circo, varado en un pueblo sin futuro ni ilusiones, donde viajan un hombre lobo, un demonio, un ángel, un fantasma y un unicornio. Como si fuera poco, son visitados por un hada y una bruja. Todo esto sucede a espaldas del resto de los personajes, actores que han perdido la fe: una amazona que sueña con evadirse, un mago que ha extraviado su magia, un payaso que no logra hacer reír, una amargada mujer barbuda, una romántica mujer gorda, un domador y su león cobarde, un equilibrista lleno de inseguridades, un dueño enmohecido de puro desencanto… El fracaso los ha llevado a quedarse sin combustible en un sitio olvidado por el mundo, donde nadie puede pagar la entrada a sus funciones.

Las situaciones límites suelen desembocar en resultados impensados, entre los cuales puede hallarse un giro favorable del destino. En tan reducido espacio comienzan a converger fantasía y realidad, pasado y presente, se rompe la cortina que nos impide viajar al otro lado… A partir de la primera función, suceden eventos insólitos que dan al lector una nueva visión de este mundo circular, que es mucho más que un ruedo iluminado por bombillas de colores.

La portada e ilustraciones interiores enriquecen los textos. Dibujos originales hechos en plumilla, a cargo del pintor Ray Respall Rojas, graduado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro, con amplia experiencia editorial.

 

Mundo Circular… Había una vez un circo

 

 

 

 

 

 

 

 

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Sophia on 5 septiembre, 2017 at 1:30 pm
    • Responder

    Bellísimas ilustraciones a plumilla, muy detalladas. Sobre todo las plumas. La ilustración de portada y el ángel son mis favoritas.

    • Sarah G. on 5 septiembre, 2017 at 6:50 pm
    • Responder

    Los dibujos son preciosos, sobre todo la mujer con alas y el ángel niño, espero que Ray siga haciendo más dibujos increíbles como estos, que ilustren otros libros y que el MUNDO CIRCULAR de Marié tenga mucho éxito. El resumen de la historia es muy atractivo e interesante. Las criaturas que se suman en el circo son mágicas, esto debe enriquecer mucho las historias.

    • Damián on 5 septiembre, 2017 at 9:29 pm
    • Responder

    Me parecen muy buenas las ilustraciones. En particular me gustan los cuatro ojos de la lechuza-bruja.

    • Ryu on 5 septiembre, 2017 at 9:32 pm
    • Responder

    Muy bueno el trabajo con los cabellos y las plumas, requiere paciencia y tiempo, pero con excelentes resultados. Enhorabuena.

    • el pi de Formentor on 6 septiembre, 2017 at 9:39 am
    • Responder

    es difícil escoger que imagen te comunica mas te llega mas,

    pero la bruja expresa una maldad, como debe ser,

    que traspasa los limites, si borráramos los ojos superiores podría

    ser una amable anciana de cualquiera de nuestros pueblos,

    pero los ojos superiores son la imagen del MAL.

    • Angel O. on 1 octubre, 2017 at 12:20 am
    • Responder

    Están buenas las ilustraciones, son imágenes que siempre se agradecen. Hay un duro trabajo detrás de todo eso. La que más me gustó fue la de la Advenediza. Parece la más simple, pero a mi me encantan las cosas sencillas, porque de cosas sencillas están hechas las cosas más bellas. Gran trabajo. Ya veré cuándo puedo leerme Mundo circular…

Deja un comentario

Your email address will not be published.